Hace poco recibimos una curiosa invitación por parte de una comunidad de vecinos de Eindhoven, Holanda. Tras haber escuchado una entrevista que nos hicieron para la radio alemana DW nos sugerían que fuéramos de visita a su barrio para ver su comunidad, su forma de vida, sus casas… Con los primeros emails que intercambiamos nos quedó claro que simplemente habían entendido que nos interesaría mucho conocer su historia de cerca y, sin pedir nada a cambio, les apetecía invitarnos a pasar unos cuantos días con ellos. No tardamos en aceptar, sorprendidos y encantados.

01

Centraal Wonen Lismortel (CWL) es el cohousing de Lismortel (Tourslaan 22 Eindhoven, 5627 KX Netherlands), una agrupación de viviendas con espacios y servicios comunes y con un sentido muy arraigado entre sus habitantes de pertenencia a la comunidad. Literalmente, Centraal Wonen significa espacio habitable central o vivienda con espacio en el centro. Aunque hay muchas maneras de referirse a las distitnas variantes de comunidades compuestas por viviendas particulares compartiendo servicios (living community, covivienda, vivienda colaborativa…) el término inglés cohousing se ha generalizado a partir del libro de Charles Durrett Cohousing: A Contemporary Approach to Housing Ourselves. No incluye todos los tipos que nos interesan pero podemos utilizarlo para hablar de este caso en concreto. En otro momento haremos un repaso a los distintos ejemplos de cohousing urbano, suburbano y rural así como a su forma como conjunto más o menos compacto en apartamentos, casas adosadas o aisladas. Por ahora, nos basta con destacar como características comunes a todos ellos, además de los servicios compartidos, la flexibilidad ante las necesidades de sus residentes, la participación de los vecinos en el proyecto y su gestión y la adaptación al lugar de implantación.

02

En los Países Bajos existe desde el año 1971 una Asociación Nacional de Cohousing promoviendo proyectos en el país. La comunidad de CWL, al norte de la ciudad de Eindhoven, se fundó en 1977 y por tanto es uno de los primeros cohousing holandeses. Un grupo de personas buscando una forma de vida distinta con mayor interacción entre vecinos decidieron impulsar y construir un nuevo barrio, apenas 10 pequeños grupos de viviendas, en el cuyo diseño y programación de espacios participaron activamente. Llevan ahora casi cuatro décadas compartiendo recursos, espacios y servicios, con beneficios económicos y ambientales considerables.

03

Como señalan en su propia web, CWL está compuesto por 62 hogares, 76 personas adultas, 29 niños, 3 coches compartidos, 10.000 tazas de café… y nos gustaría añadir que un montón de bicis. Seguramente en Holanda les parece normal pero para nosotros fue muy especial durante los días que vivimos allí desplazarnos como ellos lo hacen cuando no pueden llegar andando a algún sitio: se mueven principalmente en bicicleta. De hecho, algunos vecinos especialmente volcados en recibirnos y hacernos de guía dedicaron mucho tiempo a llevarnos en bici por la ciudad, dándonos la oportunidad de conocer también otros proyectos de cohousing en la ciudad, como Aquarius y Strijp. Además pudimos visitar la oficina de KilimAnjaro (http://kilimanjarowonen.nl/site/html/index.php), un equipo que trabaja en proyectos de cohousing desde su concepción, formación de la comunidad y construcción. Tanto con los vecinos de CWL como con nuestros colegas de KilimAnjaro esperamos que nos devuelvan pronto la visita.

04

En cuanto a la organización de la comunidad de CWL, es fácil ver que son necesarios varios niveles de gestión: el conjunto de la calle-barrio o comunidad de vecinos con los espacios y edificios comunes a esa escala, los clusters de viviendas formando una única unidad de pago por uso por edificio y compartiendo servicios y espacios internos al cluster, y finalmente cada hogar o vivienda particular con algunas características especiales para encajar y funcionar en el conjunto.

05

El barrio lo forma una calle tipo woonerf, una plataforma única compartida por los viandantes, las bicicletas y los coches, donde los niños juegan a la pelota y los mayores toman el té en una mesita que sacan fuera del local de reuniones cuando el tiempo lo permite. El acceso a esta calle de carácter tan local se produce principalmente por dos puntos, aunque hay algunos atajos para bicicletas y peatones. Los 10 clusters o agrupaciones de viviendas con unos 6 hogares cada uno son los edificios más numerosos. Existe un edificio común con cocina, comedor, baños y sala multifuncional utilizada para conferencias, reuniones, pista de baile… Se trata del único edificio propiedad de los vecinos pues los clusters son propiedad de una cooperativa de viviendas al que cada agrupación paga por su uso. Además hay algunos espacios exteriores de juego, de estancia con mobiliario urbano y arbolado, un pequeño taller y tienda, un sendero a lo largo de un canal… Por último, aunque ahora no esté en uso por la necesidad de reparación, existía un sistema de calefacción centralizado alojado en una pequeña construcción.

06

Cada cluster es un edificio principalmente residencial pero no limitado únicamente a las viviendas particulares. Generalmente incluyen al menos una cocina y un gran comedor común, espacios exteriores de jardín y, según el cluster, una lavandería y tendedero, cuarto de instalaciones, sala de juegos, taller, televisión, cuarto de herramientas, habitaciones extra… Es importante destacar que con frecuencia el comedor y gran cocina son un gran espacio bien iluminado y conectado directamente a la entrada principal y a las comunicaciones, en torno al que se organiza el resto del edificio al menos en una de las dos tipologías existentes.

Hay varios tipos de viviendas pero en general podemos decir que su diseño se basa en el mejor aprovechamiento de los espacios y servicios compartidos y hay un esfuerzo especial en permitir cierta flexibilidad. Las viviendas pueden adaptarse internamente y ceder o ganar espacios, cambiando incluso la disposición de las puertas y el uso de las habitaciones con relativa facilidad. Falta describir mejor la casa, hablar de adaptación con mejoras en el tiempo… y de los problemas cotidianos y conflictos!!07

En cierto modo, el cohousing forma parte de las iniciativas recientes de vivienda compartida del ‘Primer Mundo’. De hecho los hogares de CWL, formados por profesionales liberales, tienen unos ingresos medios-altos. En otros países como India, Colombia o Uruguay hay muchas otras experiencias interesantes con más años de existencia y bajo condiciones muy distintas. En Europa, en EEUU, Canada y algunos otros países desde hace relativamente poco se dan algunos casos de apoyo desde los gobiernos municipales o estatales al comprender que hay que intentar cambiar el modelo de acceso a la vivienda considerando la relación entre el diseño de los edificios, los espacios públicos y comunes y la estructura social.

Nos interesa especialmente lo que podemos aprender de estas experiencias para hacer mejores propuestas de regeneración urbana y de rehabilitación de vivienda colectiva, empezando por España donde la crisis de acceso a una vivienda digna es muy grave. Estamos viendo cómo desde algunas administraciones se aborda el problema de los desahucios tratando de solucionar la urgencia habitacional de quien se queda sin casa. Nadie puede vivir sin casa. Sin embargo, el problema de fondo es más complejo y necesitamos profundizar en las alternativas en torno a la vivienda.

En este sentido, en nuestra opinión una de las claves está en la regeneración integral de barrios vulnerables y nos parece esencial prestar atención a aquellos barrios que, situados en las periferias intermedias de nuestras ciudades, están compuestos por bloques de vivienda colectiva obsoletos en cuanto a eficiencia energética, accesibilidad y homogeneidad de usos y espacios. Las propuestas dirigidas a estos casos pueden aprovechar su modulación y estructura idéntica en cada tipología, así como la densidad residencial en general media o alta. Suponen una oportunidad para mejorar la calidad de vida de sus habitantes a partir de propuestas adaptadas a estas características constantes si se cuenta en todas las fases con la implicación de los propios habitantes.

Se puede encontrar más información sobre Centraal Wonen Lismortel en la propia web de la comunidad: http://www.cwlismortel.nl (en holandés) o a través de la Northwest Intentional Communities Association (NICA).

Share this:
TwitterFacebookPinterest
TwitterFacebookPinterest