Con motivo del Día Mundial del Hábitat, el 6 de octubre, Improvistos nos sumamos a más de 130 organizaciones de todo el mundo reclamando la participación de los movimientos sociales y la sociedad civil en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano.

De cara a la preparación de Habitat III, que tendrá lugar en 2016, hemos decidido subscribir esta declaración impulsada desde HIC (Habitat International Coalition), una red global por los derechos al hábitat y a la justicia social.

Copiamos a continuación algunos fragmentos de la declaración y dejamos el enlace para descargar el texto completo.

No se puede desconocer que en la actualidad asistimos en el mundo a procesos acelerados de desarrollo urbano especulativo, financialización y bursatilización de la vivienda, la propiedad y las hipotecas, así como el acaparamiento de tierras que con muchas frecuencia violan los derechos humanos reconocidos y que han llevado a la expansión irracional de las ciudades y a la segregación social con graves impactos sobre la vida de los seres humanos, la naturaleza y los territorios, así como en la convivencia social.

Este contexto exige que en los debates, propuestas y resolutivos de HÁBITAT III se ponga énfasis principal en los derechos humanos y las obligaciones que de ahí derivan hacia los Estados. Desde las organizaciones de base y de la sociedad civil existen además alternativas y propuestas que tendrían que ser consideradas en lo que será la primera conferencia mundial post 2015, como son: la necesaria evaluación de la implementación de la Agenda Hábitat II y su correspondiente Plan Global de Acción; el impulso a medidas orientadas a superar las desigualdades, la discriminación, la segregación y la falta de oportunidades para acceder a un hábitat adecuado y garantizar el buen vivir de tod@s tanto en la ciudad como en el campo; la elaboración de propuestas para crear instrumentos de planeación y presupuestación participativas, de apoyo institucional a la producción social del hábitat, de democratización de los espacios de gestión territorial, de contraloría ciudadana y de concertación del sector público con los sectores que participan en la planeación, producción y gestión del hábitat así como el reconocimiento de la función social de la propiedad.

¡La ciudad es un derecho no una mercancía!
¡La vivienda es un derecho no una mercancía!
¡El territorio es un derecho no una mercancía!

En los siguientes enlaces se puede descargar el texto completo de la declaración y la lista de organizaciones firmantes.

Para adherirse a la declaración conjunta es preciso enviar nombre, nombre de organización y  logo a hic-al@hic-al.org con copia a gs@hic-net.org

Share this:
TwitterFacebookPinterest
TwitterFacebookPinterest