El año 2018 ha empezado para Improvistos con mucha ilusión y ganas de abordar nuevos retos en procesos de mejora de la ciudad y el territorio. Como en los últimos días del año estuvimos cerrando propuestas y haciendo diversas gestiones, no tuvimos tiempo para escribir la habitual reflexión de fin de año.

Lo hacemos ahora pues 2017 fue muy intenso y merece que hagamos memoria. Y es que el año pasado facturamos más de 15 proyectos y tuvimos dos reconocimientos o premios importantes: una Mención de Honor en el concurso Europan 14 y el primer premio en el concurso PLAZ-ER para la remodelación de la Plaza de la Remonta, que esperamos desarrollar en los próximos meses. Entre los proyectos realizados, nos gustaría destacar: #emPLÁZAte, un proceso participativo para decidir las mejoras de varios espacios públicos en los barrios madrileños de Fuente del Berro y Guindalera; el diseño de mejora paisajística y adecuación peatonal del perímetro del Lago de la Casa de Campo; la ilustración y maquetación de la guía Bicicleta y gobiernos locales; el diseño, desarrollo de imagen y acompañamiento a la producción de cursos online del ItdUPM sobre naturación urbana, sostenibilidad y energía; así como diversos proyectos de movilidad urbana sostenible, diseño colaborativo, participación y pedagogía urbana que nos han llevado a Torrelavega, en España, o a Lima y Trujillo, en Perú.

En 2018 el alquiler de nuestro espacio de oficina cumple tres años, y nuestra web cumple cinco años. Probablemente, la primera idea del equipo, las primeras actividades y la elección del nombre de Improvistos fueron en 2008, ¡hace ya diez años! La verdad que nunca hemos sido capaces de fijar una fecha inaugural, pero no nos importa. Alba Navarrete, María Tula García Méndez y Gonzalo Navarrete iniciamos algo que va para largo. Hemos contado con César Martín como director financiero hasta hace muy poco y lo echaremos mucho de menos. El equipo crece ahora con Berenice Zambrano en comunicación y con Javier del Amo en la dirección financiera. Además, estamos últimamente trabajando de manera muy intensa con Malú Cayetano en ecología y paisaje, y con Paula Cid en sociología urbana. Y seguimos contando con una red de aliados y colaboradores en ámbitos diversos que es cada vez más amplia. Lo que hacemos sólo es posible gracias al apoyo de tanta gente desde hace años.

Este año seguimos apostando por la creatividad para transformar la ciudad y el territorio desde un compromiso ecológico y social. En primer lugar, acabamos de hacer un cambio de forma jurídica para continuar desde ahora como Sociedad Limitada Laboral, una fórmula dentro de la economía social en la que las personas socias con participaciones de la entidad somos trabajadoras con contrato indefinido. Por otro lado, estamos llevando a cabo una serie de acciones de desarrollo interno de la oficina, así como una revisión de nuestras metodologías y protocolos de trabajo. Además, estamos preparando una renovación de la web y del dosier general que publicaremos muy pronto.

Entre los proyectos en los que estamos trabajando ahora, destaca la facilitación gráfica para el proceso de redacción del Esquema de Innovación Urbana de Amiens, la remodelación de la Plaza de la Remonta de Madrid y una propuesta para el parque de Pradolongo, codiseñada y coproducida en el marco del programa Imagina Madrid. Además, esperamos tener noticias de nuevos proyectos en las próximas semanas.

Finalmente, queremos seguir cuidándonos a nosotras y a las personas que compartimos espacio en Archipiélago, nuestra oficina de Tetuán. ¡Ahora somos nueve personas de cuatro entidades distintas!. Aunque en Improvistos estamos funcionando y con proyectos en marcha, las dificultades económicas nos generan presión y siempre intentamos hacer nuevos esfuerzos para facilitar desde lo laboral la conciliación con otros ámbitos de nuestras vidas. Entre todas, esperamos seguir haciendo lo que nos gusta, buscando los apoyos necesarios, y ayudándonos unas a otras para que trabajar sea lo más divertido, interesante y agradable posible. Para empezar, estamos haciéndonos unas buenas mesas nuevas.

¡Salud y urbanismo!

Share this:
TwitterFacebookPinterest
TwitterFacebookPinterest