La Asociación de Vecinos de Parque Alcosa-Los Alfalares y vecinos y vecinas del barrio Orba, en colaboración con un equipo técnico, han estado casi tres años tratando de impulsar un proceso de diagnóstico desde una perspectiva integral, ecológica y participativa para Alfafar.

Como caso piloto se propuso el barrio Orba de este municipio, aprovechando el reconocimiento y apoyo de ONU-Hábitat a un proyecto de revitalización en este barrio que consideraba varias escalas de intervención incluyendo el desarrollo de propuestas arquitectónicas, de restauración ecológica o de movilidad sostenible. Dicho apoyo quedó plasmado en una carta firmada por responsables de la ONU, insistiendo en la importancia y oportunidad del proceso.

Tras diversos encuentros con asociaciones y personas del barrio, en 2014 el Departamento de Urbanismo de Alfafar pidió una oferta técnica para llevar a cabo el proceso participativo. Pretendía ser una primera fase de muy bajo coste como parte de un Programa de Acciones de Mejora o fórmula similar que pudiera ser trasladable a mayor escala. La redacción de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible en el municipio podría aprovechar los resultados del proceso con la implicación de varias áreas de gobierno coordinadas. En concreto, se propuso abordar:

– Un diagnóstico participativo por barrios, con el caso piloto del barrio Orba

– La redacción de un estudio técnico integral

– La determinación de líneas prioritarias de intervención

– El diseño colaborativo de acciones de testeo

– El seguimiento y evaluación del proceso

Este proceso buscaba evaluar con rigor la situación contando con todas las partes, áreas de gobierno, actores económicos, partidos y sociedad civil para que las transformaciones futuras pudieran entenderse como propias.

Algunos medios internacionales se hicieron eco de los retos que enfrentaba la propuesta y el Ayuntamiento la seleccionó para incorporarla al Plan Alfafar 2020 y solicitar fondos europeos. También se llegó a hacer una recopilación de estudios y propuestas previas y se formó un equipo técnico especializado que ha estado en contacto con agentes locales. Este equipo acompañó varias sesiones promovidas por organizaciones sociales del barrio Orba y trasladó la propuesta y el interés a la administración.

Como resultado, los representantes de los partidos que concurrían a las elecciones municipales de 2015 en Alfafar se reunieron en mayo de ese año para acercar posturas y sentar las bases del proyecto tras las elecciones, como quedó reflejado en el acta de dicha reunión. Sin embargo, el Ayuntamiento de Alfafar no ha dado continuidad al proyecto ni seguimiento alguno y el proceso no echó a andar pues necesitaba el apoyo de los poderes públicos. Un posible trabajo de mediación entre la sociedad civil, la administración pública y otros agentes quedó también en suspenso.

En octubre de 2016, como reflejan medios locales, se supo que todo el trabajo previo no se había incluido adecuadamente en la Estrategia EDUSI Alfafar2020, que presentó el Ayuntamiento de Alfafar al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Como resultado, no obtuvo suficiente puntuación y no consiguió financiación. Lamentablemente, las razones para no llegar a la puntuación necesaria fueron la falta de documentación de los procesos y encuentros, la falta de archivos gráficos y la no inclusión de las propuestas previas sobre el barrio Orba. Evidentemente, los encuentros iniciales, el proyecto previo sobre el barrio Orba y la propuesta de proceso de diagnóstico participativo estaban perfectamente documentados y sólo era cuestion de querer contar con ellos. Un año después, estas iniciativas, pese a que algunas de ellas habían sido alentadas por la propia administración municipal, fueron de nuevo olvidadas para la convocatoria de ayudas europeas de 2017. En mayo de este año se supo que de nuevo Alfafar queda fuera de la adjudicación de fondos europeos para desarrollo urbano sostenible por baja puntuación.

Desde ONU-Habitat instan a insistir a los responsables políticos para que se busquen maneras de impulsar estos proyectos. Auspiciadas por la ONU y por la ilusión perseverante de vecinos y vecinas, las ideas de mejora para l’Horta Sud, Alfafar y el caso piloto del Barrio Orba podrían aun encontrar financiación y los contactos necesarios para retomar el camino y hacerse realidad.

Share this:
TwitterFacebookPinterest
TwitterFacebookPinterest