• PLAZ-ER #vota11plazas fue un concurso y consulta ciudadana para elegir propuestas para transformar 11 espacios de la periferia intermedia de Madrid
  • El proyecto La Remonta a un paso pretende intervenir en el espacio público desde la accesibilidad universal, la estrategia bioclimática y el paisaje para incidir en la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Tetuán.
  • Los sistemas de participación y consulta en temas urbanos en Madrid tienen un largo camino de mejora por delante.

Recientemente se han conocido los resultados del concurso de proyectos para la selección de soluciones técnicas y de diseño para la remodelación de 11 plazas de la periferia de Madrid. El concurso PLAZER ha sido promovido por el Ayuntamiento de Madrid a través del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible y del Área de Gobierno de Participación Ciudadana, en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Entre las 11 plazas se encuentra la plaza de La Remonta, el espacio libre público más importante del distrito de Tetuán. Está rodeada de un tejido residencial denso y se encuentra lejos de otros espacios libres significativos. El estudio de la vulnerabilidad y del impacto de la isla de calor indican que la mejora de la plaza y su entorno podría influir significativamente en las condiciones de habitabilidad y confort climático de la zona. Además, consideramos que dos aspectos de oportunidad para la intervención en la plaza son:

  • La complementariedad con la Estrategia de Regeneración Urbana definida por el Ayuntamiento de Madrid, especialmente el Plan MADRE, Madrid Ciudad de los Cuidados y Madrid + Natural
  • La posibilidad de contribuir a la mejora prevista por estos programas en la conectividad de espacios de valor ambiental y en la continuidad peatonal en la zona.

Tras un análisis del estado actual de la plaza podemos resumir los problemas que presenta en problemas de accesibilidad, problemas de visibilidad de la plaza desde el exterior, deterioro material, dureza del diseño en relación con el clima y los usuarios, diseño obsoleto, falta de arbolado, tráfico de vehículos privado y de carga y descarga.

A partir de estas conclusiones del diagnóstico que hemos elaborado, y teniendo en cuenta la necesidad de cambio en el diseño de la plaza en función de las actividades presentes, desde la oficina de Improvistos hemos desarrollado la propuesta La Remonta a un paso, que incluye dos tipos de actuación en lo que a las propuestas generales se refiere: los accesos y la plaza. La actuación en los accesos se centra, fundamentalmente en resolver la accesibilidad peatonal y la visibilidad de la plaza desde su entorno. La actuación en la plaza se centra en incrementar el carácter verde y habitable de la misma, con aumento de la presencia vegetal y el pavimento permeable. De forma más detallada, las propuestas son:

  • Trabajar en los accesos, para conseguir que la Plaza tenga mayor visibilidad desde las calles laterales y resolver todos los problemas de accesibilidad peatonal.
  • Generar una plaza central diáfana, pensada como espacio representativo de movimientos peatonales, descanso e interacción.
  • Reservar una zona reservada a la actividad de las terrazas, pavimentada con adoquines de tamaño más reducido. Contará con una cubierta textil permanente que proteja el itinerario principal ya que no hay posibilidad de plantar arbolado.
  • Crear un espacio para la reunión y la representación constituido por un pequeño teatro escalonado a modo de graderío que quedará protegido por la misma cubierta textil.
  • Resolver el problema de falta de actividad de la esquina sudoeste de la plaza ubicando en este lugar un espacio para la estancia y el juego de los niños.
  • Incrementar el carácter verde y habitable de la plaza con la plantación de una nueva trama de arbolado de sombra, dispuestos en relación con la zona ajardinada existente, la introducción de pavimento permeable que permita la infiltración de agua y la instalación de fuentes de agua, convirtiendo la plaza dura en un oasis para Tetuán.
  • Introducir elementos de mobiliario urbano adaptado y señalética de la red cotidiana, con un diseño coherente y coordinado.
  • Finalmente, se propone un proceso de información ciudadana y un proceso de aportación de sugerencias para dar continuidad a la adaptación y precisión participativa del proyecto. Algunos ámbitos de oportunidad podrían ser el diseño de murales cerámicos o la gestión colaborativa del huerto.

La Remonta a un paso ha resultado el proyecto elegido en el concurso por lo que la oficina Improvistos estamos de enhorabuena. Nos sentimos muy agradecidas por tener la oportunidad de contribuir a la mejora de esta plaza. Felicitamos a todos los equipos participantes y especialmente a los finalistas y los otros 10 elegidos.

Desde nuestro trabajo, trataremos de aportar críticas constructivas a estos procesos de consulta pensando que hay mucho margen de mejora para que la transformación de la ciudad sea realmente participativa. Queremos apostar por una participación que, en temas de ciudad y territorio, se entienda menos como marketing de la consulta y se base más en metodologías específicas que mantengan un equilibrio entre los objetivos estratégicos que se persiguen, los procesos que se ponen en marcha y las personas.