Del 18 de octubre al 2 de noviembre tuvo lugar la segunda fase del proyecto Cómo está el Patio. Durante aquellos días se realizaron sesiones de trabajo en los siete centros educativos con niñas y niños de varios cursos escolares, desde 1º a 6º de primaria. En estos talleres pudimos trabajar sobre las dinámicas, los usos y las relaciones sociales que niños y niñas tenían en sus respectivos patios escolares. 71 niñas y 84 niños han participado en estos talleres.

Mediante unos cuadernitos individuales (cuadernos de bitácora) en los que se señalaba el curso escolar y el género (niño/niña), los y las participantes fueron contestando mediante el dibujo a cada una de las preguntas que aparecían en los cuadernitos: ¿qué es lo que más te gusta del patio de tu colegio?, ¿qué es lo que menos te gusta del patio de tu colegio?, ¿qué espacio usas al jugar todos los días? ¿a qué juegas?, ¿qué espacio te gustaría usar para jugar otros días que no estás usando en la actualidad? ¿a qué te gustaría jugar? En último lugar, se les pedía que dibujaran los árboles y animales o bichos que encontraban en el patio de su colegio. 

En segundo lugar, niños y niñas se juntaron en grupos de 5 personas para reflexionar y dibujar el patio de sus sueños: qué zonas tendría, a qué juegos se podría jugar, con quiénes podrían juntarse, con qué animales o bichos convivirían en el patio, qué árboles y partes del huerto podrían cuidar…

Los resultados de los cuadernitos se han reflejado en distintas tablas correspondientes a cada uno de los 7 centros educativos. Las respuestas más habituales son las siguientes:

Qué es lo que más te gusta:

  • Niñas: bancos, muro teatro, pérgola, pistas deportivas
  • Niños: campo de fútbol, porterías, campo de baloncesto, porche

Qué es lo que menos te gusta:

  • Niñas: porterías, campo de fútbol, suelo duro, basura
  • Niños: baños, suelo duro, basura, columnas del porche

Qué espacio usas al jugar todos los días:

  • Niñas: bancos, muro, escaleras, entrada del cole
  • Niños: todo el patio, portería, campo de fútbol, campo de baloncesto

Qué espacio te gustaría usar para jugar otros días:

  • Niñas: columpios, pistas deportivas, rocódromo, barras para colgarse
  • Niños: campo de baloncesto, campo de fútbol, rocódromo , parkour

De las respuestas deducimos que “el espacio que usan” las niñas, no se corresponde con el “espacio que les gustaría usar”, siendo habitual que la mayoría de las niñas y algunos niños, en especial los niños de edades más tempranas, utilicen para jugar el espacio perimetral del patio y “aprendan a ceder” el espacio central, convirtiéndose muchas veces en espectadores o espectadoras del juego de sus compañeros.

En estos espacios, niñas y niños aprenden a imaginar juegos simbólicos, de tal modo que una pared o un banco corrido, por ejemplo, quedan reflejados como posibles escenarios teatrales.

Durante esta misma fase y paralelamente a los talleres infantiles, en cada centro escolar se crearon grupos motor formados por las personas que estaban más interesadas en el proyecto. A esta dinámica estaban invitadas familias del centro, personal docente y no docente, alumnado actual, antiguo alumnado, asociaciones de padres, madres y familias (AMPAs, AFAs), adolescentes del barrio, asociaciones y agentes clave del barrio, personal de la Junta de Distrito, equipos técnicos…en definitiva, toda persona interesada en participar en el proyecto y pensar colectivamente cómo mejorar los entornos escolares.

A través de una serie de cuestionarios individuales, las personas del grupo motor se reunieron para caminar y pensar conjuntamente sobre el entorno escolar de su colegio, su historia, los problemas y necesidades actuales, los deseos para el futuro, los procesos en marcha, etc. Esta dinámica iba más allá de recoger opiniones, también fue un espacio para el debate y el diálogo sin necesidad de alcanzar ningún consenso.

En esta fase rellenaron cuestionaros 45 personas, además de las que participaron en los encuentros. De los cuestionarios:

  • Madres: 25 (55,55%)
  • Padres:7 (15,55%)
  • Antiguo alumnado: 1 (2,22%)
  • Personal docente: 12 (26,66%)

La suma del diagnóstico infantil, el diagnóstico de los grupos motor y el diagnóstico técnico de cada uno de los centros escolares, es lo que denominamos “diagnóstico compartido”.

En este diagnóstico compartido las necesidades manifestadas por los y las participantes se transformaron en propuestas técnicas y cada una de las propuestas infantiles fueron interpretadas en posibles necesidades espaciales, de tal modo que una piscina se transformó en una fuente para refrescarse o un tobogán gigante, por ejemplo, en un circuito de aventuras.

Del 15 al 30 de noviembre tuvieron lugar los distintos talleres de diseño en cada uno de los centros escolares.

En estos encuentros las personas que participaron (alumnado, familias, equipos docentes, equipos no docentes, equipos directivos, personal de la Junta de Distrito…) pudieron contrastar diferentes posturas y visiones del patio y entorno escolar, algunas encontradas y quizás contradictorias y pudieron llegar a poner en común y visibilizar diferentes necesidades, problemáticas y deseos en función de la edad, género, capacidad de movilidad y diversidad funcional.

Mediante grupos homogéneos de 4 ó 5 personas, se realizaron distintos diseños del patio ideal con el objetivo de transformar espacialmente el patio del colegio e integrar el listado de necesidades priorizadas que los niños y niñas habían planteado en la fase anterior. Con la ayuda del equipo técnico, se fueron dibujando distintas soluciones espaciales y de gestión de espacios para conseguir que cada patio escolar integrase, al menos, cada una de las siguientes zonas:

  • Zonas activas: espacios de juego y aprendizaje donde poder encontrar zonas donde desarrollar actividades y juegos de alta intensidad (pistas deportivas, rocódromos, barras de equilibrios…
  • Zonas mixtas: espacios de juego y aprendizaje donde poder encontrar zonas donde desarrollar actividades y juegos de media intensidad (estructuras de juego libre, columpios, barras de equilibrios, topografías lúdicas, juegos de expresión artística…)
  • Zonas tranquilas: espacios de descanso, juego y aprendizaje donde se puedan desarrollar actividades de baja intensidad y que procuren espacios de calma, tranquilidad e interacción social (zonas de estar, picnic, huerto lector, aula exterior, arenero, muro musical, bibliopatio…)

Además de la zonificación, se definieron elementos decorativos como muros pintados, vegetación, temas de accesibilidad, circulación… y se trabajaron los accesos y caminos escolares para transformar los entornos inmediatos y adyacentes al centro en espacios libres de humo, intentando generar entornos seguros y confortables y facilitando la permanencia de niños y niñas y sus familias en el espacio público.

Finalmente, cada participante priorizó el listado de elementos o intervenciones a realizar de manera inmediata y urgente en su patio escolar.
Las sesiones finalizaron con exposiciones grupales y debates y elaboraciones de plano con la proyección final de definición de espacios, usos, texturas, elementos y mobiliario del patio ideal.

En esta fase han participado 75 personas, de las cuales:

  • Madres: 44 (58,66%)
  • Padres: 12 (16%)
  • Personal docente: 19 (25,33%)

En total:

  • Mujeres: 58 (77,33%) Más de 3/4
  • Hombres: 17 (22,66%) Menos de 1/4

Por último, el 17 de diciembre a las 17h en el Centro de Mayores Infante Don Juan tendrá lugar la devolución a todos los coles de cada una de las propuestas de diseño.

Estos resultados se entregarán a los distintos órganos competentes en forma de memoria que incluya las conclusiones de las actividades, el diagnóstico de cada patio, una propuesta estratégica y una evaluación de satisfacción.

¡Os esperamos el día 17!

Créditos

Fotos realizadas por Laura Carrascosa Vela

Compártelo:
TwitterFacebookPinterest
TwitterFacebookPinterest