emPLÁZAte

En 2017 la Junta Municipal de Distrito de Salamanca decide impulsar un proceso participativo para decidir las mejoras de varios espacios públicos en los barrios madrileños de Fuente del Berro y Guindalera, partiendo de demandas previas de vecinos y vecinas. La oficina Improvistos facilitó los encuentros y talleres del proceso participativo con una duración de ocho meses y la redacción de cuatro anteproyectos sobre la Plaza de Boston, la Plaza de Basilea y el itinerario formado entre la Plaza de Rufino Blanco y los jardines de Sancho Dávila.

El proceso ha consistido en la realización de numerosos encuentros abiertos (presentaciones, talleres y paseos) en los que la administración pública, equipos técnicos y organizaciones sociales se han reunido con vecinos y vecinas del barrio que conocen de primera mano su entorno y, conjuntamente, han imaginado y diseñado el futuro de estos espacios, incluyendo calles, cruces, espacios interbloque y pequeñas plazas y jardines de uso cotidiano. Para poder avanzar ideas que mejoren el confort, la salud y la calidad de vida en la ciudad se han planteado actividades de diagnóstico y propuesta incorporando criterios de inclusividad, prioridad peatonal, accesibilidad, sostenibilidad ambiental y enfoque de género y de generación.

Los resultados del proceso han sido sintetizados en un documento con las conclusiones de las actividades, el diagnóstico de cada espacio y las propuestas estratégicas que son la base para que el Ayuntamiento aborde la redacción y ejecución de los proyectos de remodelación. Además, han surgido grupos temáticos de seguimiento ciudadano y microproyectos complementarios más allá de los propios objetivos marcados en el proceso.

TwitterFacebookPinterest